¡Bienvenidos a La Vanguardia del Ocaso! Centro de reunión de diversos personajes dentro de Azeroth. ¡Toma asiento, sírvete un trago y cuéntanos tu historia!
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Historia de una Kal'dorei

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mishoi

avatar

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 16/05/2016

MensajeTema: Historia de una Kal'dorei   Sáb Mayo 28, 2016 3:05 am

Resúmen de Ma'nar

Historia de una Kal'dorei

Ma'nar, la hija mayor de una pareja de elfos que vivía en Auberdine desde hace miles de años, hermana de la Archidruida Mishoi "Tuerceraíces" Troncoseco, o eso es lo que aun piensa ella.

Desde pequeña siempre fué la apartada de la familia por razones que aún no entiende, pero lo que hicieron con ella durante su infancia no tiene perdón ni olvido, al contrario que su hermana Mishoi, no tenía habilidades Druídicas, su camino era otro, era la Magia.

En un viaje no planeado por ella, acompaño a su padre Tichis y a su pequeña hermana a Suramar, para ir a dejarla en manos del gran Malfurion Tempestira, el padre del druidismo en la civilizacion Kal'dorei, la incomprendida Ma'nar aprovechó ésta oportunidad para huir de la opresión de su familia y seguir su camino sin que nadie la reprimiera y los más importante, sin que nadie la menospreciara.

Al llegar a Suramar, Ma'nar se separó de su padre y Mishoi para seguir a un misterioso elfo del cuál percibía un aura extremadamente poderosa, era el otro hermano Tempestira, Illidan; lo siguió hasta una pequeña fuente donde habían otros elfos que practicaban lo que ellos denominaron como Magia, al rato, Ma'nar se sintió tan atraída a ella que se acercó y fué descubierta por Illidan, en ése momento notó el color ambar de sus ojos, lo que indica un futuro importante para aquel elfo, quien se le ofreció para instruirla con el arte de la Magia Arcana.

En todo ése proceso conoció a su única gran amiga, Mesiris, juntas practicaron hechizos poderosos, hasta que un día Lord Illidan les permitió el paso al Pozo de la Eternidad, el lugar con energías arcanas más fuertes del mundo, ahí prosiguieron con su entrenamiento, pero algo despertó en Ma'nar, unas ansias insaciables de querer cada vez más y más magia, su sed de magia nació a las orillas del Pozo de la Eternidad.

Un día, Ma'nar, Mesiris, Lord Illidan y otros tantos aficionados por la magia, sintieron un gran estruendo que provenía del Pozo,  los Altonatos, estaban generando una falla dimensional que abrió un portal del cuál emergieron una cantidad innumerable de aberraciones, era la Legión Ardiente, venían para llevarse la Magia y destruir Azeroth, Ma'nar no podía permitirlo, sus ansias de magia no le permitían que se llevaran su único sustento para saciarla, decidió enfrentarse a los demonios a como de lugar, a diferencia de Mishoi, su hermana quien estaba entrenando con Malfurion, éste último decidió resguardar a todos sus pupilos mientras él y otros valientes hacían frente a las fuerzas demoníacas.

En la defensa del Pozo de la Eternidad, Ma'nar vió mucho, presenció la muerte de su mejor amiga Mesiris a manos de un demonio, Ma'nar al ver el cuerpo de la elfa sin vida en el piso, entró en un frenesí de ira y descontrol, conjuró hechizos tan grandes que cegaron a muchos de los combatientes, pero logró lo que tenía propuesto, vengar a su amiga caída; al momento de quitarle la vida al demonio, recordó lo que hacía cuando pequeña, puso sus manos sobre el demonio muerto y una bola brillante brotó del cuerpo sin vida de la criatura y fué absorbido por la jóven Ma'nar, la sensación fué tan liberadora que sació su sed de magia, había descubierto una nuevo forma de calmar su apetito arcano, pero eso no era todo, al absorber la energía de la criatura ahora era más ágil, aparte de saciar su sed, absorbió la característica de la criatura, ahora nada la detendría.

Tras varios días de combate y ya contenidas las fuerzas demoníacas, se reencontró con su maestro, Illidan quien estaba un poco cambiado, portaba 2 gujas verdes y ya no tenía los ojos ambar, en su reemplazo sólo tenía una venda que le cubría los ojos, no quiso preguntar nada; se dirigió al pozo de la eternidad que aún emanaba demonios y con gran pesar vió cómo la inestabilidad del portal hacía que éste se comenzara a destruir y a absorber todo a su alrededor, sólo quedaba una cosa, escapar.

El Pozo había implosionado, los bosques de antaño ahora eran inmensos océanos y ahí se encontraba Ma'nar junto a su maestro y sus pocos seguidores, nadando en busca de tierra firme. Pasaron muchos días hasta que llegaron a las tierras que actualemente se conocen como Kalimdor, donde fueron recibidos por el hermano de Illidan, Malfurion, él los guió a su nuevo hogar, una gran montaña aislada de todo peligro, lo llamaron Nordrassil.

Parecía que todo era paz para Ma'nar, pero la sed de magia comenzó nuevamente a manifestarse en ella, pero para su fortuna su maestro Illidan, había tomado una botella con aguas del Pozo y la virtió en el lago de Nordrassil, fue la salvación para Ma'nar que pudo manipular la magia nuevamente y saciar su sed, pero éste acto no fué buen visto por los restos de la sociedad Kal'dorei, fueron todos condenados, a pasar una eternidad en las encerrados en las pasadizos de la gran montaña que usaron como Catacumbas, ahí Ma'nar, su maestro y sus compañeros, fueron aprisionados.

Pasaron miles de años a oscuras, viviendo de prácticamente nada, sobreviviendo, hasta que un día de entre las tinieblas escuchó una elfa acompañada de un sable de noche, quien se dirijo a Illidan y a sus seguidores en busca de ayuda, la excusa era que la Legión ardiente había vuelto y necesitaban de la magia y las habilidades de ellos, Ma'nar al oir eso sintió un gran alivio, asi podría abosrber más magia de los demonios.

Al salir a la superficie, tras prácticamente 10.000 años vio que su gente se había aliado en un última resistencia con especimenes de piel verde y rosa, Ma'nar no le prestó atención, sólo iba a lo que le importaba, saciar su sed y seguir a su amo y señor. La Batalla comenzó, y a medida que Ma'nar absorbía el poder de los demonios sus fuerzas aumentaban, ya no necesitaba de la magia, se armó con 2 espadas y agilmente comenzó a saltar de demonio en demonio asesinando y absorbiendo su poder, su gran destreza asombraba a la mayoría de los elfos y aliados, pero no era la única, sus compañeros también habían descubierto la forma de saciar su apetito y se habían vuelto igual de fuertes que ella.

Ya trascurrido mucho días de la batalla, Ma'nar divisó a una elfa que se convertía en pantera para luchar de una forma casi igual de agil que ella o incluso superior, era ella, Mishoi, su hermana, unas ganas de hablarle la llenaron pero decidió guardarselo para otra ocasión.

Al finalizar una de las batallas, Lord Illidan les propuso una misión especial de capturar una calavera, Ma'nar aceptó de forma casi inmediata, sin prestarle mayor atención acompañó a su maestro, quien al conseguir la calavera la absorbió, el poder que residía en ella, era extremadamente poderoso, conllevó a que su maestro se deformara en una especie de demonio y elfo, muchos elfos huyeron al ver la abominación pero Ma'nar se quedó pasmada y asombrada al ver el poder que consiguió Lord Illidan.

Ese mismo día en el campamento de Illidan, Ma'nar conversaba con sus compañeros de armas sobre los nuevos poderes de su maestro cuando de improviso llegó Malfurion, la Elfa que los liberó quien se hacía llamar Tyrande, acompañados de una tropa de elfos; sin saber el porqué fueron todos exiliados, fueron llevados todos a los límites de la montaña conocida con Hyjal y los expulsaron, Ma'nar antes de adentrarse a los bosques, miró hacia atrás y vió que su hermana pequeña, Mishoi, la miraba, al entablar contacto visual Ma'nar sonrió pero la respuesta de su hermana fué un escupo al piso y se volteó para perderse en la multitud de elfos que los insultaban, la sonrisa de su rostro se borró, volteó firmemente y siguió a su maestro y los que ahora serían sus hermanos.

En los bosques, Ma'nar decidió su camino, seguir a Illidan, él les prometió poder y magia para saciar su sed, les habló de un nuevo maestro que podía hacerlos igual de poderosos que él.

Ma'nar luchó codo a codo con los naga para intentar derrotar al Rey Exánime, utilizando objetos que su amo Illidan decía que eran más poderosos que nada en Azeroth, la lealtad de Ma'nar era tan grande, que acompañó a su maestro tras el portal oscuro a las tierras destruidas de Terrallende, donde más tarde reclamarían como suyo y para huir de un ser poderoso que juró vengarse de Illidan, Kil'jaeden.

En Terrallende, había demonios por todos lados, Ma'nar supuso que había sido invadido por ellos hace tiempo, participó en la captura de su nuevo hogar, el Templo Oscuro, acompañada de nuevos aliados como los Elfos sanguinarios de Kael'thas que buscaban lo mismo que ella, saciar su sed de magia, también estaban en sus filas los Naga de Lady Vashj y unas criaturas que vivían en esas tierras desde hace mucho tiempo antes liderados por un tal Akama.

Pasó mucho tiempo cuando su maestro decidió volver a Azeroth para saldar una cuenta pendiente, Ma'nar esa vez se quedó en el Templo Oscuro, junto a otros fieles, en ese período de ausencia de su maestro, se dedicó a entrenar y arrasar las pocas unidades de Demonios que se mantenían fieles a la Legión Ardiente. Hasta que su amo volvió, muy malherido, acompañado de Kael'thas y Lady Vashj, Ma'nar escuchó cuando su maestro dijo que se sentía avergonzado de no poder cumplir con su promesa y se internó en lo más alto del Templo Oscuro, sin importarle los crecientes ataques que sufrían ultimamente.

Ma'nar se envalentonó y decidió defender con uñas y dientes el hogar de su maestro, su hogar y el de todos los simpatizantes de Illidan, los que más tarde se hacían llamar Illidari.

Luchó contra hordas de demonios por mucho tiempo, hasta que su maestro volvió a bajar, se mostraba contento y satisfecho por lo que sus seguidores habían hecho, entonces les dió la opción de opción de convertirse en Cazadores de Demonios, igual que él. Ma'nar muy tentada, fué una de las primeras en aceptar la ofrenda de su maestro.

El ritual por el que pasó Ma'nar fué muy complejo, tenía que quemar sus ojos con las gujas de su maestro, cuando lo hizo, sientió como su forma de ver se tornaba algo distinta, no quemaba, no dolía, sólo sentía frío y las figuras ahora se identificaban por una especie de vapor, el mismo que veía cuando chica, sólo que ahora era mucho más identificable, la denominaron Visión espectral; La segunda parte no era tan compleja, de hecho ya lo habían hecho muchas veces antes, tenían que asesinar un demonio pero en vez de absorber la magia, debería de absorber su escencia y su poder para mimetizarlos en su propio cuerpo, así fué como Ma'nar salió del Templo Oscuro buscando un demonio digno de ser asesinado por ella, en un lugar denominado La Mano de Gul'dan se topó con un Naz'rethim que se presentó como Theromitrias, pero eso no me importó a Ma'nar quien lo derrotó en tan sólo 10 segundos ya que la agilidad y destreza que había conseguido con el tiempo, sumado a la Visión Espectral, superaron con creces las habilidades del demonio, que anda pudo hacer cuando Ma'nar absorbía la esencia demoníaca y veía como se formaban unos tatuajes verdosos en el cuerpo de su asesina.

Al volver al Templo, todos se asombraron por las habilidades que había desarrollado Ma'nar y fué reconocida incluso por su maestro Illidan, el demonio que había asesinado era uno de los agentes más fuertes de la Legión Ardiente en el Valle de Sombraluna.

Illidan en persona comenzó a supervisar los entrenamientos de Ma'nar, quien sólo estaba enfocada en el poder ya que disfrutaba de su forma de actuar, las numerosas proezas de la elfa contra los demonios y su enorme habilidad con su brazo derecho y las gujas, le otorgaron en título de Ma'nar, la Mano Vil de Sombraluna.

En una de todas las misiones de Ma'nar, fué envianda a una extremadamente secreta y larga, se trataba de espiar el Castillo de la Tempestad, hogar de Kael'thas y sus seguidores, quienes se habían separado de las fuerzas de Illidan hace un tiempo, al volver con sus objetivos cumplidos, se encontró con que el Templo Oscuro estaba siendo asediado por fuerza de Azeroth que había llegado a Terrallende por el Portal Oscuro.

Ma'nar defendió su hogar ferozmente pero las fuerzas de Azeroth superaban con creces a los números de los Illidari y fueron vencidos. Fué capturada junto al resto de los supervivientes y llevados de vuelta a Azeroth para un juicio en Darnassus. El juició en su contra fué hecho por el Tribunal de la Luna en el Templo de la Luna, Ma'nar no decía ninguna palabra, sólo escuchaba, la tildaron de traidora y le dieron el título de: La Deshonra de Auberdine, por haber seguido a Illidan y convertirse "en una de ellos". Mientras le leían los cargos Ma'nar miró con sus Vision Espectral a su alrededor y entre la gran cantidad de asistentes identificó 3 figuras familiares, sus padres y su hermana Mishoi estaban presentes, hundida en sus pensamientos sólo escuchó lo siguiente:

- Por los delitos anteriormente nombrados, Ma'nar Troncoseco "La Deshonra de Auberdine" es condenada a una eternidad en los Catacumbas de las Centinelas.

Acto seguido, fué llevada a su prisión.

Pasaron muchos años de soledad y oscuridad cuando sintió unos pasos que se encaminaban a su celda, logró identificar a su hermana Mishoi, que se encontraba ciega, apenas llegó dijo unas simples palabras.

- Tanto tiempo, Ma'nar ... se que no tenemos una relación perfecta y me avergüenza pedirte esto, pero necesitamos a ... "los tuyos", no me agrada la idea, pero todos mis conocidos insisten en que es lo más adecuado... verás la Legión ha vuelto  y...

Al oir la palabra Legión, Ma'nar comenzó a reir tenebrosamente, sus carcajadas se escucharon por todas las catacumbas, se puso de pie y caminó hasta la celda que la separaba de su hermana, acarició el suave rostro de su hermana y dijo.

- Veo que ahora te acuerdas de mi, no Mishoi? - dió unos pasos atrás, se arrodilló y al momento sus tatuajes y sus ojos comenzaron a brillar con un verde muy fuerte, añadió riendo - Abre esa mierda, una vez más le toca a los traidores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Historia de una Kal'dorei
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Historia FM 08
» Historia del Real Burgos CF
» ¿Debo empezar ya una historia?
» Real Betis 07/08 - Cambiando la Historia
» Historia en modo Ser Leyenda del PES09

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Vanguardia del Ocaso :: Utilidades Rol :: Historias-
Cambiar a: