¡Bienvenidos a La Vanguardia del Ocaso! Centro de reunión de diversos personajes dentro de Azeroth. ¡Toma asiento, sírvete un trago y cuéntanos tu historia!
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La Sombra - Kylar Williams

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Aullatormenta



Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 07/04/2017

MensajeTema: La Sombra - Kylar Williams   Lun Abr 17, 2017 2:02 am

Prólogo

Una típica noche helada en el castillo de Petravista en Montañas Crestagrama, el viento aullaba a lo lejos, momento oportuno para el cambio de guardia. Ahora podría irme a tomar una buena jarra de cerveza, que capturamos de esos vendedores que no saben que tomar un atajo puede ser el camino más cercano a la muerte.
Subí hasta la sala de reuniones donde muchos ya estaban borrachos, otros con ganas de empezar una pelea con la sangre hirviendo les. Así transcurren las noches aqui.
Me senté y me dispuse a beber hasta quedar inconsciente y olvidarme de otro dia mas en esta pocilga, ya se acabaron las batallas por la gloria, ahora somos guardias de una posición de nuestro Jefe de Guerra. Puedo recordar que antes de caerme en un profundo sueño, para no decir borrachera se encontraban otros 4 guardias más Humanshooter, Mothertorturer, Footdragger y Wraithdrinker. Buenos guerreros pero venidos abajo por la rutina diaria. Entonces sin más preocupaciones me dejé caer sobre la mesa y me dormir.
Mi primer sensación al despertar fue escuchar un aullido del viento. “Malditos dejaron las ventanas abiertas”. Trate de incorporarme, todavía cansado, fue una buena siesta aunque corta, me giré y abrí los ojos hacia donde sentía el viento helado entrando en mis articulaciones. Y era correcto algún bastardo se dejó la ventana entreabierta. Me dispuse a masajear la cara con mis manos anchas para despabilarme para despertar e ir a mi próxima guardia.
Entonces caí en lo que debería ser una pesadilla, la sorpresa, el estupor, que había paso aquí?
Mis camaradas de armas habían pintado la sala con sangre, pero era su propia sangre. Uno tirado sobre la mesa abierto el pecho, otro sentado con su cuello para atrás, todos degollados, tal vez por eso no hay gritos. Me paré como pude y traté de salir a avisarle a los guardias. Por los espíritus por cada paso que daba había más cadáveres. Todos los guardias degollados como ganado. Entonces la furia interna empezó a hervir adentro mío, necesitaba avisarles a todos, esto era una batalla, el momento de volver a tener gloria y honor.
Pero en ese momento siento una punzada en mis rodillas. Me caigo arrodillado, todavia seguire borracho, que deshonor!!.
-Pense que ibas a dormir un poco mas maldito piel verde!!-
-Quien eres?
-No soy nadie, tú no eres nadie, solo eres mi número 5.-
Lo último que recuerdo es una brisa helada y de acero recorriendo todo mi cuello. Mi gloria se acabó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aullatormenta



Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 07/04/2017

MensajeTema: Re: La Sombra - Kylar Williams   Lun Abr 17, 2017 2:07 am

Capítulo 1

-Veo que haz cumplido con tu cometido muchachito-
-Ya no soy un muchachito, y claro que cumplí-
Me encontraba en la taberna de Villa del Lago, la persona con quien hablaba era mi maestro, mi amigo. Su nombre era Thomas Williams, es el hermano de mi padre, mi tío, se le había dado la tarea de supervisar la última etapa de mi formación, Mi nombre es Kylar Williams, pero en esa posada esta noche era solo Kylar, un joven aprendiz de herrero.
-Bueno bueno, no te lo tomes tan apecho, tenia que estar seguro, ratita- susurraba Thomas.
Mi mirada le amputaba los ojos, sabía cómo cabrearme. Aunque no solo lo miraba a él. Me había enseñado a mirar más allá de lo evidente para una persona “normal”. Vi entrar a dos guardias de la ciudad a espaldas mio, uno mercader que manoseaba a la muchacha que servía los tragos, un niño que daba sus primeros pasos como ladronzuelo subir por las escaleras mientras nadie se percataba de él, seguro algo iba a encontrar en las habitaciones de arriba. Todo estaba calmo, volví a centrarme un poco en mi maestro.
-Te habrás fijado que el cocinero le escupió la comida al mercader que toca a su hija, ratita?-
Mierda siempre se me pasaba algo
-Deja de llamarme ratita, ya pase la prueba- le dije a Thomas
-La ratita saca los dientes y quiere ser una Sombra, bueno una sombrita, todavía te falta mucho por recorrer-
-Hace 10 años que estoy “aprendiendo” contigo, ya se “bailar”, debería dejarme en paz-
Cuando había otros oídos, siempre hablamos en código “aprendiendo” era entrenar, “bailar” era llevar a la práctica el entrenamiento, era espiar, escuchar en las sombras,asesinar.
-Ya quieres hacer tus propios “bailes”, te falta mucho aún, pero nose si puedas seguir “aprendiendo” conmigo. Es momento que madures por tu cuenta.-
Upa una cosa era decirlo y otra que me lo ordenen, moverme por el mundo solo?
-Y que debo hacer?- Mirando atentamente a Thomas.
-Mi muchacho tienes que vivir y decidir que rumbo vas a tomar a partir de ahora. Es momento de elegir ser un hombre ordinario o seguir el camino de las Sombras. Kylar debes elegir.-
Mi maestro ya me consideraba que estaba listo, ser un hombre común, con una posada, una granja, una familia o ser una Sombra, mantener el legado de la Familia, sin nadie más que mis armas y mis sentidos. La decisión me parecía muy fácil.
-Quiero ser como tu maestro como mi padre, quiero ser un gran “bailarín” de las sombras.-
Thomas lo miró con indicios de rabia
-Tu no sabes lo que estás eligiendo, debes conocer otras cosas, y este es un camino sin retorno. Eres un joven recién comenzando a ser un adulto. Vive, aprende y luego te volveré a ver o no. Yo deseo que jamás entres en este sendero, eres como un hijo para mi, el cual nunca tuve, esta vida es corta, va ya eres una hombre, debes decidir por ti mismo.-
Un hombre, ya uno, han pasado 10 años, ya tengo 19 años, he pasado por mucho, me ha fortalecido entrenar con Thomas. Ya no soy una rata, o una ratita como me dice el Maestro, todavía tengo pesadillas en cómo fue esa noche, como comenzó, solo fue hace 10 años….

Vivir en esa época era muy duro para todas las familias de la ciudad, vivir para un huérfano proveniente de algún pueblo que arrasaron ya sea orcos o bandidos era otro cantar. Se sobrevivía minuto a minuto, nos llamaban las ratitas de ventormenta, éramos pequeños aspirantes a ladronzuelos, si nos agarraba un guardia nos echaban fuera de la ciudad, ya que encerrar a todas las ratitas en las mazmorras, las llenarían en dos minutos y no tendrían lugar para las ratas, ladrones, traidores, asesinos. Entonces al llegar la noche las ratitas volvíamos a la ciudad, hacía un mes que había llegado a la capital, me costó unas semanas de que otras ratitas me acepten.
Las ratitas no pueden sobrevivir solas, entonces nos juntábamos en pequeñas hermandades, que nos protegían, va proteger, si te tenian que dar un escarmiento para que aprendas, no dudaban, pero teníamos un lugar para pasar la noche.
Ellos al principio me preguntaron porque solo aparecia a la noche, yo solo incaba mis hombros para arriba y siempre repetía “Para que los guardias no me echen, por eso solo salgo de noche”. Al cabo de una semana dejaron de preguntar.
La hermandad solo lo que exigían era una cuota diaria. No era mucho pensándolo ahora, pero 10 monedas de cobre para una ratita era un tesoro.
Las maneras de conseguirlo eran varias, me iba con una de las niñas y juntos nos hacíamos pasar por hermanos huérfanos fuera de la iglesia, era fácil, pero de corto tiempo, siempre había guardias custodiando a los adinerados que concurren. La otra y la más arriesgada es ir a las tabernas y robarle a los borrachos. O si tenias a una mujer de placer que se apiada de ti, te deja entrar y robar sobre las prendas tiradas en el piso de su hombre de turno.
Una de esas noches en la taberna de la ciudad, estábamos con otra ratita buscando bolsas suculentas y hombres ebrios para pagar la cuota del próximo día. La noche venía tranquila, es decir todos muy borrachos para darse cuenta de nuestra presencia.
-Maldita rata de alcantarilla, tu robándome a mi, ya te enseñare como se trata a la mugre- Se escuchó en la taberna, unas mesas más allá de donde me encontraba. Gire a ver y un hombre muy alto, con brazos grueso, barba negra y espesa y camisa llena de manchas de alcohol sujetaba de la muñeca a mi amigo, elevandolo varios centímetros del suelo. Al momento se lo llevó afuera, salí de la taberna siguiendolos. El hombre se lo llevaba a las rastras, entraron a un callejón. Cuando los alcance, ocultandome pude ver a un demonio, una bestia, esa cosa que se hacía llamar “Hombre” estaba dándole una paliza a una ratita, a un niño de no más de 8 años. Me paralize, me dio mucho miedo, la sangre del niño cubriendo el puño del hombre. No se qué momento siento la mirada del hombre en mi, se me acerca.
-Uhhh otra ratita que no debería estar en este lugar, momento y lugar inoportuno-
De esa manera me convertí en el centro de atención de la bestia y de sus puños. Nose cuanto estuvo golpeándome, pero algo pasó o algo escucho y me dejo ahí, junto al cadáver del otro niño, cubiertos de sangre.
Cuando pude abrir los ojos, estaba en el mismo callejón, cuanto paso 1 segundo, 1 minuto, 1 hora. Me encontraba dolorido, la cara y el cuerpo me ardía, mi sangre me ardía. Agradezco que estaba muy oscuro para ver como quedo el otro cuerpo al lado mío.
Mientras me levantaba, tropecé con una botella, no recuerdo cual fue mi pensamiento, pero la rompí y me guarde un par de trozos afilado de vidrio en un bolsillo. Me sujetaba contra la pared para no caer. Cuando llegue al final del callejón, me quede apoyado sobre la pared, no tenía idea qué hacer. Entonces, observó un grafiti en la pared que me sostenía, sonreí como pude, el destino estaba de mi lado,entonces sale la bestia de la taberna. Estaba borracho, se mantenía estable vaya a saber Dios porque. Fue ahí cuando me invadió una sed de rabia de venganza.
Lo seguí varias casas, hasta que se metió en un pasillo, lo venía siguiendo varios pasos de atrás. Cuando gire por el callejón lo vi apoyado contra la pared, estaba meando, era mi oportunidad, me acerqué sigilosamente y eleve el trozo de vidrio y cuando estaba por lanzar una estocada, la bestia se gira y me detiene la mano.
-Mira la ratita todavía tiene ganas de seguir jugando con Willy-
Me llevó más adentro sobre el callejón, estaba perdido, me encontraba muy cansado por la paliza, era mi fin, que idiota soy!!
-Sabes no te voy a golpear, Willy tiene ganas de jugar a otras cosas con la ratita.-
Ya no tenía escapatoria, iba ser peor que la muerte.
Veo los ojos de la bestia de Willy, mirándome con rabia, con deseo? Que la Luz se apiade de mi!! Entonces alguien escuchó mis pensamientos y una rayo azul saliendo del callejón distrae a Willy, fue mi oportunidad, salte para atrás con el resto de mis fuerzas que me quedaban, saque el otro trozo de vidrio y me lanze como un felino sobre su presa, me sujete en sus hombros tirando a Willy hacia el piso, entonces sin más miramiento “Tu deuda queda saldada” y le realice un tajo en toda su garganta, la sangre que salió de su cuello me cubrió la cara, Willy hizo un intento de gritar, pero le tape la boca con mis manos. Willy dejó de respirar y falleció con los ojos abiertos.
Entonces es vi a mi “salvador”, era un hombre de estatura media, llevaba ropas oscuras, recubierto por una capulla del mismo color, que no dejaba ver su rostro.
-Veo que casi no cumples con el recado ratita, bueno nadie se iba a enterar-
Trate de pararme, seguía sosteniendo el trozo de vidrio en la mano.
-mmmm veo que la ratita tiene coraje. Te estuve observando, siento no haber llegado antes pero sabias como es el trabajo, pero cuando vi que se la agarro contigo, lo distraje. Iba a ir a buscarte una vez terminara de “bailar” con el Sr William Holmes. Pero parece que te me adelantaste-.
Con el poco aire que me quedaba
-cumpli mi destino, ahora sere una Sombra-
Fue lo último que recuerdo ya que caí desplomado por el cansancio.
Lo siguiente que viene a mi mente es despertarme, estaba en mi cuarto, descansando en una como cama, con sábanas blancas, estaba limpio y con mi pijama puesto. Habrá sido todo un sueño, la realidad me indico que no lo fue, porque me dolía todo el cuerpo. Me costó levantarme y me fui al baño, ahí en un espejo vi mi rostro, estaba un poco hinchado por los golpes de Willy. Me labe la cara y golpearon la puerta.
-Vístete y te esperan en el estudio de tu padre-
No pude reconocer quien era la persona que hablaba, estaba aturdido, pero si sabia que era una mujer.
A los minutos llegué al estudio, fue una tortura subir por las escaleras. Golpe las puertas del estudio que siempre estaban cerradas y del otro lado me confirmaron que entre.
-Pasa Kylar-
Al entrar observe la habitacion, habia una ventana sobre la derecha que se podía ver el cielo celeste y de frente a la puerta había una biblioteca con una pequeña chimenea a su lado y sobre la izquierda estaba el escritorio de mi padre. Un bellísimo escritorio de madera con una silla para el dueño de la oficina y dos para los invitados. Mi padre estaba sentado en la silla que le correspondía, su nombre era Scott Williams, y también estaba mi tío Thomas Williams apoyado sobre la chimenea mirando el fuego.
-Puedes cerrar la puerta y sentarte- Indico mi padre señalando la silla.-
El tío Thomas ni se mosqueo.
-Estoy orgulloso de ti hijo mío, has pasado tu prueba con muy buenas recomendaciones, tuviste que desempeñar tu papel y fue correcto, pasate un mes viviendo con esos huérfanos, creo que es bueno, asi valoras lo que tienes. Y cuando llego tu cometido lo cumpliste-
Asenti contento, seguro que se me dibujó una sonrisa.
-Pero no creas que no lo se todo, tuviste una pequeña ayuda- Su mirada se dirigió a mi tio.
-Voy a dejarla pasar, pero vas a tener que seguir tomando clases, en la vida real, no puedes permitirte no tener toda la situación sobre control-
-Si padre, lo siento, no esperaba estar tan débil-
Levantó su mano para callarme
-Para Kylar, sabes que para seguir con el trabajo de esta familia, debes hacerte responsable de tus actos, anoche aunque recibiste ayuda, fuiste tu el que no desaprovecho la oportunidad y cumplio con su baile-
-Veo que te dejaron machucado, vuelve abajo descansa, que tu madre no te vea así. Pasado mañana comenzará la siguiente etapa de tu entrenamiento, con tu Madre-
Así que me levanté y me fui de la habitación. Al ponerme a bajar por las escaleras, mi tio sale de la oficina y me detiene.
-Te juro que no le dije de la ayudita, pero debes aprender que no le puedes ocultar cosas a la cabeza de la familia-
Asentí, no tenía fuerzas para ponerme a discutir, pero era una buena lección.
-Haber, déjame verte la cara- dijo mientras me inspeccionaba el rostro, pasó su mano sobre mi frente y dolió -Callate, no seas un niño mmmmm esta mucho mejor que hace unas horas, mas tarde pasare por tu habitación a volver a aplicarte la cura-
-No, huele a mierda- le conteste a mi tio
-jajaja lo se, pero funciona, me lo enseñó tu abuela cuando tenia un poco mas que tu edad, debes saber que en el mundo que vivimos, no debemos dar indicios de la vida que llevamos. Mañana a la noche tienes el cumpleaños real, el hijo del rey, y debes asistir para guardar las apariencias-.
-De acuerdo, ahora me puedes ayudar a bajar, realmente creo que me quedare a dormir aquí arriba.- Le atine a decir a mi tio.
Este me ayudo llegar hasta mi habitación y descanse el resto del dia.Mi camino desde ese dia fue convertirme en seguir los pasos de mi familia, ser una Sombra, que me teman. Aunque no sepan quien fue. Un asesino de la Elite. Una arma de La Hermandad.
-Muchacho otra vez pensando en aquel dia ? - Me decía Thomas
-No, estaba pensando en mi siguiente paso.-
-Uhh haber me da curiosidad. Cual seria?-
Entonces mire hacia la hija del cocinero que me estaba mirando en ese momento.
-Me voy a despertar mañana con el alba con esas hermosas piernas entrelazadas con las sábanas y me haré el equipaje, vuelvo a la Ciudad.

Continuará....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La Sombra - Kylar Williams
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Magia Elemental de la Sombra
» Sarah Williams
» Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]
» Ficha de Kylar Stern
» Prototipos ideales de chicas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Vanguardia del Ocaso :: Utilidades Rol :: Historias-
Cambiar a: